; Poner a punto el aire acondicionado • Servicio Tecnico Oficial General Electric

Menu

Poner a punto el aire acondicionado

Poner a punto el aire acondicionado

redactado por General Electric Servicio Tecnico Oficial

Mantenimiento preventivo para el aire acondicionado

Como servicio técnico de General Electric sabemos que debemos poner a punto los equipos de aire acondicionado. Las máquinas de aire acondicionado precisan de un mantenimiento puntual previo a su puesta en marcha en verano y otro en invierno, que hará que se optimicen su rendimiento y prestaciones, además de evitar averías durante su funcionamiento, así como ahorro de energía. Disponer de un mantenimiento preventivo que evite averías muy costosas también es recomendable.

consejos mantenimiento de aire acondicionado

Controles periódicos

Todo aparato de aire acondicionado precisa una serie de controles periódicos que podemos resumir en limpieza de los condensadores y evaporadores y comprobar que en éstos no se forme hielo; comprobación del buen funcionamiento de los ventiladores de evaporación y de condensación; limpieza de los filtros de la unidad situada en el interior como mínimo una vez al año; control de la temperatura; comprobar la correcta señalización luminosa de funcionamiento, comprobando todas sus funciones y las del cuadro eléctrico; verificar si existen fugas en los condensadores u otros elementos, o si tiene alguna obstrucción o suciedad o elemento incrustado. Se ha de tener en cuenta que la limpieza no se debe realizar con productos químicos.

Limpieza y desinfección del circuito

Una recomendación importante que hace que nuestro aire acondicionado no produzca los desagradables malos olores es limpiar con frecuencia, con productos desinfectantes mucho mejor, el circuito de desagüe y la bandeja de recogida del agua procedente de la condensación de nuestro aparato de aire acondicionado, es una maniobra sencilla que podemos realizar fácilmente. E igualmente deberíamos mantener limpia y en las mejores condiciones la unidad externa del aparato, ya que al dar al exterior se acumula polvo, suciedad y restos de contaminación u otros que pueden llegar a incrustarse en las rejillas. Puede ser nocivo para la salud por la posibilidad de llevar a la unidad interior bacterias o microorganismos, además de consumir más energía y tener un menor rendimiento. Es posible proteger esta unidad exterior con algún tipo de recubrimiento durante largos periodos de no funcionamiento.

La limpieza de la unidad interior debe realizarse a fondo al menos una vez al año, con desinfectantes, tratamientos anti-bacterias, anti-hongos y anti-ácaros, y dependiendo de su uso, debe establecerse una mayor frecuencia de estas limpiezas. La posibilidad de proliferación de algún tipo de bacteria u hongo en alguno de los circuitos de la unidad interior del aire acondicionado que pudiera llegar al ambiente que respiramos podría dar lugar a infecciones graves y peligros para la salud de los miembros del hogar o, si se trata de espacios de trabajo  o lugares con mucho tráfico de personas, a infecciones generalizadas con gran impacto social y económico.

Mantener los niveles de gas y presión

Es muy importante asimismo mantener con exactitud las cantidad del gas y su presión, controlando la misma, para optimizar el consumo eléctrico y el buen funcionamiento del equipo, con una perfecta función de enfriado que se ajuste fielmente a la temperatura que se solicita. Esta operación la realizará un instalador certificado. Mantener una temperatura de 24ºC o 25ºC reducirá el consumo de energía y también hará que se prolongue la vida útil del aparato.

Más información

Poner a punto el aire acondicionado
Votar