; Consejos para ahorrar energía en la cocina • Servicio Tecnico Oficial General Electric

Menu

Consejos para ahorrar energía en la cocina

Consejos para ahorrar energía en la cocina

redactado por General Electric Servicio Tecnico Oficial

Ahorra energía con estos consejos

Como servicio tecnico oficial de general Electric sabemos que la cocina es la zona de la casa donde más gasto energético se produce, al encontrarse allí todos o casi todos los electrodomésticos, que están conectados y trabajando muchas horas a lo largo del día. El frigorífico, uno de los electrodomésticos que más gastan; lavadora; secadora; cocina y horno; microondas; cafetera; robot de cocina; tostadora; aspiradora; plancha…entre otros. Son los responsables de la más importante partida del gasto energético de la casa. Existen una serie de consejos para conseguir ahorro de energía a la hora de cocinar.

consejos ahorrar cocinando

Al cocinar…

La concentración del calor en la cazuela reduce al mínimo el tiempo de cocción, por lo tanto un buen consejo es tapar siempre las ollas cuando se está cocinando, de esta forma no se pierde energía calorífica, y se ahorra en tiempo de preparación y en coste energético. La cocción con vapor reduce mucho los tiempos, por lo que es una opción muy aconsejable como consejo de ahorro. El tamaño de las ollas será el preciso para cada cantidad de alimento a cocinar, ya que si usamos una olla demasiado grande para poca cantidad se genera un consumo energético excesivo e innecesario, además de la pérdida de calidad de la receta, que no se cocina adecuadamente.

Si es posible, trocear ciertos alimentos de proceso lento de cocción, esto ahorra tiempo y energía al prepararlos. Utilizar las ollas a presión ahorra mucho tiempo y energía, es muy aconsejable su uso, y se deberían aprovechar todas sus posibilidades y el amplio recetario que incluyen los fabricantes. Utilizar los fogones del tamaño adecuado a las cacerolas, no mayores. Y aprovechar su calor residual los últimos minutos de cocción, desconectando.

Cuando uses el horno..

Cuando utilicemos el horno, si no es necesario por las características del alimento que así lo aconsejen, no precalentarlo, introducir directamente la bandeja con el alimento a cocinar y encender el horno. Para vigilar el proceso de cocción, utilizar la luz interior, no estar continuamente abriendo el horno, puesto que se pierde mucho calor que luego debe recuperar mediante consumo energético extra. El horno deberá funcionar a la temperatura adecuada a la receta, nunca por encima. Las bandejas y recipientes para cocinar en horno se aconseja que sean de vidrio, puesto que retienen el calor más que otros materiales, minimizando tiempos de horneado. El horno se puede desconectar unos minutos antes de que esté cocinado el plato, el calor residual terminará la cocción con lo que ahorraremos este tiempo en coste de energía.

No es necesario cocinar todos los días, si cocinas más cantidad un par de días a la semana, es posible que otros dos no tengas que hacerlo, con lo que consigues tiempo extra y un considerable ahorro en consumo energético. La posibilidad de congelar y de calentar y descongelar en horno microondas nos permite una mejor gestión del tiempo y del consumo.

Debemos descongelar los alimentos congelados en crudo para cocinar, si es posible a lo largo de unas horas desde el día anterior en la parte baja del frigorífico, se conseguirá un proceso lento de descongelado mucho mejor para su posterior uso en la cocina, además de aportar frigorías en la nevera que minimizarán el consumo de este electrodoméstico, que unido a una temperatura adecuada de su termostato, liberarlo de escarcha y evitar aperturas innecesarias de la puerta, también nos reportará importantes ahorros de energía. El frigorífico debe ser del tamaño adecuado a nuestras necesidades, y de clasificación energética “A”, pues son más eficientes, con el consiguiente ahorro.

Más información

 

Consejos para ahorrar energía en la cocina
Votar